HUMOR

Locos


Dos locos jugando a las adivinanzas:
-¿Adivina que tengo en la mano?
-Un elefante.
-No vale, ¡Lo viste!




Un día en un manicomio Federico pide hablar con el director.
Señor, quisiera que me diera de alta, ya no estoy loco.
Muy bien Federico, te voy hacer un examen, ¿Quién fue el cura Hidalgo? Fue el padre de la independencia Mexicana.
¡Ah!, muy bien, dime, ¿Quién fue Pancho Villa?
Un gran revolucionario.
¡Perfecto!, y dime, ¿Quién fue Emiliano Zapata?
Pues, el caudillo del sur.
¡Excelente!, se ve que conoces muy bien la historia.
¿Cómo no lo voy a conocer? ¡Si yo fui el caballo de esos tres!




Iba un hombre por la calle y pasa al lado de una casa de locos que están gritando:
¡Cuatro, cuatro!
El hombre los oye y los locos siguen:
Cuatro, cuatro.
El hombre no puede esperar y mira por la valla de la casa, los locos le tiran un ladrillo y empiezan:
Cinco, cinco, cinco.











Un doctor llega a visitar un manicomio y en su recorrido ve a uno de los reclusos que está cantando en una plaza, y los demás locos están enfrente a él. Al cabo de una hora el doctor vuelve a pasar y ve al loco que estaba cantando, pero ahora lo hacía de espaldas al público. El doctor le pregunta a uno de los reclusos que por qué el cantante se había volteado, a lo que éste le contesta que ese loco se creía cassette y como acabó el lado A ahora estaba en el B.




Una vez un inspector de manicomios entró a uno y vio que los locos se lanzaban a la piscina y decían "que ya sea jueves". Entonces, el inspector fue con el gerente del manicomio y le preguntó que por qué los locos cada que se lanzaban a la piscina gritaban "que ya sea jueves", el gerente dijo que era porque él, sólo llenaba de agua la piscina los jueves.







Más chistes de Locos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED