"; Los mejores chistes de Matrimonios

HUMOR

Matrimonios


Una dama entra a una farmacia y le pide al farmacéutico :
- Por favor, quisiera comprar arsénico.
Dado que el arsénico es muy tóxico y letal, el farmacéutico quiso saber más datos antes de proporcionarle la sustancia.
- ¿Y para qué querría la señora comprar arsénico?
- Para matar a mi marido.
- !Ah, caramba! Lamentablemente para ese fin no puedo vendérselo. La mujer sin decir palabra abre la cartera y saca una fotografía del marido haciendo el amor con la mujer del farmacéutico.
!Mil disculpas!, - dice el farmacéutico
- no sabía que usted tenía receta ....




Llega una pareja un poco mayor, de unos 30, a un restaurante, el señor muy contento sienta a su acompañante y luego se sienta él, luego le dice al mesero:
Para empezar nos traes algo de tomar y nos pones a enfriar una botella de champaña.
El mesero le pregunta:
Y a su señora qué le traigo de tomar.
El señor le dice:
A mi señora le pones un fax y le dices que la estoy pasando de maravilla.



Estaba una pareja durmiendo, de pronto la mujer escuchó un ruido en la entrada y se levanta asustada diciéndole a su pareja:
¡Levántate que ha llegado mi marido!
El hombre se levanta apresurado, se logra poner el pantalón se tira por la ventana tratando de escapar, a los cinco minutos regresa muy molesto al cuarto donde estaba la mujer y le dice:
¡Tonta, si yo soy tu marido ¡
Entonces ella al verse descubierta le contesta:
Haber, ¿Por qué saliste asustado corriendo?










Un hombre sale como loco al balcón de su casa, y le grita a su mujer que está en el parque hablando con las amigas:
- "¡Juana!! ¡¡Juana!¡He ganado la lotería!"
La mujer salta como loca de alegría, pasando entre todas las amigas, y corre a la casa, cruza la calle, y en eso aparece un camión a 120 km/hr y la atropella *
El marido abre los ojos hasta sacarlos casi de las órbitas, y dice: - "¡Cuando uno está con suerte, está con suerte."




Un señor llega ante el acomodador de la tribuna principal donde se celebrara el partido final de la copa mundial de fútbol, el acomodador al ver el ticket que le presenta el señor se da cuenta que tiene uno de los dos mejores y más costosos asientos del estadio, lo dirige hasta el asiento, y nota que el otro esta vacío y le dice al señor:
Caramba, la otra persona que posee el otro mejor asiento del estadio, no ha llegado.
Y el señor le contesta:
Ni llegará.
El acomodador le pregunta intrigado:
¿Por qué? ¿Cómo lo sabe usted?
Y el señor le contesta:
Porque ese asiento era de mi esposa, y ella falleció.
El acomodador le comenta:
¿Y por qué usted no le ofreció ese asiento a algún amigo o familiar? Y este le contesta:
Porque todos están en el velorio.






Más chistes de Matrimonios Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED