"; Los mejores chistes de Matrimonios

HUMOR

Matrimonios


Al llegar a la puerta se da cuenta de que es el vecino y este al verla en toalla le dice: "Vecina pero que interesante se ve usted. Le propongo un negocio: si se abre la toalla en la parte de arriba y me deja ver sus dotes le doy 200$". La mujer indignada le dice que si está loco, pero luego de pensarlo unos minutos accede y se abre la toalla mostrándole los senos. Una vez ocurrido esto, el hombre le dice "Le propongo otro negocio: Si abre la toalla completamente le doy 300$" la mujer piensa por unos minutos y se dice a si misma que 500$ es la mitad de lo que gana en su trabajo, y que todo lo que tiene que hacer es abrir la toalla
completamente. Entonces accede y abre la toalla y el vecino la ve como Dios la trajo al mundo y le entrega los otros 300$.
La mujer regresa con una sonrisa muy grande al baño y el marido le pregunta: "Mi vida ¿quien era?" Y ella le dice "el vecino" a lo que el marido le responde "¿Y te entregó los 500$ que le presté?."




El marido está dejando la casa y la mujer le dice: ahora me dejas después que te he dado los mejores años de mi vida
- y el marido responde -
por eso no quiero imaginarme los peores.




El marido moribundo le dice a su esposa:
Camelia, antes de morir dime si alguna vez me engañaste.
Esta, sorprendida por tal pregunta le contesta:
¡Ay no, y si no te mueres!










Una amiga le contaba a otra:
Mi marido y yo somos inseparables.
La amiga le contesta:
¿A poco andan siempre juntos?
¡No, es que cuando nos peleamos se necesitan hasta 8 vecinos para poder separarnos!




En el paraíso se encontraban Adán y Eva. Adán siempre salía a trabajar y llegaba tarde, todos los días era la misma historia.
Como estoy solo, debo hacer todos los trabajos y me toma mucho tiempo, decía Adán.
Eva comenzó a sospechar que andaba merodeando a otra mujer y le dijo: Estás con otra y lo sé todo.
Adán riéndose a carcajadas le dijo:
Estas loca, tú eres la única mujer en toda la creación, y se fueron a dormir.
A media noche Adán se despierta abruptamente al sentir que algo punzante le pinchaba el pecho en varios lugares y ve a Eva sobre él y le pregunta: ¿Qué haces?
Y ella le contesta:
¡Contándote las costillas!






Más chistes de Matrimonios Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED