HUMOR

Matrimonios


Vengo a devolverles este revólver que compró ayer mi señora.
¿Qué pasa?¿No funciona bien?
Sí hombre, sí que funciona. Pero por el momento ya nos hemos reconciliado.




Una mujer le está friendo unos huevos para el desayuno a su marido, cuando de pronto, este entra en la cocina y dice:
- ¡Cuidado, cuidadooo!!
¡Ponle un poco mas de aceite, por Diosss!!
¡¡¡Estás cocinando demasiados al mismo tiempo!!!
¡Demasiados!
¡Dales la vuelta!!
¡Dales la vuelta ahora!!!
¡Necesitamos más aceite, por Dios!!
¿Dónde vamos a conseguir mas aceite?!
¡Se van a pegaarr!!!!!
¡Cuidadooo, cuidadooo, dije cuidadoooooo!!!!
¡Nunca me haces caso cuando cocinas, nunca!!!
¡Cuidado, dales la vuelta!!!
¡Rápido!!!
¡Estás loca!!! ¿Perdiste la cabeza?
¡No te olvides de echarles saaalll!!!!
¡Sabes que siempre te olvidas de la sal, usa la sal, usa la maldita saalll!
La mujer lo mira con asombro:
- ¿Qué te pasa? ¿Crees que no puedo freír un par de huevos?
El marido sonríe y contesta calmadamente:
- Solo quería mostrarte lo que se siente cuando voy conduciendo contigo en el auto.




Un muchacho le dice a otro (orgullosamente): "Mi mujer es un ángel." El otro responde: "Tienes suerte, la mía todavía está viva".











Hace años, me casé con una viuda que tenía una hija, de la cual se enamoró mi padre y la hizo su esposa. En el acto, mi padre se convirtió en mi yerno, y mi hijastra, se transformó en mi nuera y madrastra. Mi mujer tuvo un hijo, que fue hermano de la mujer de mi padre; es decir, mi tío. La mujer de mi padre, mi hijastra y madrastra, también fue madre de un muchacho, que resultó ser, a la vez, mi hermanastro, hijo de mi madrastra, y mi nieto, el hijo de la hija de mi mujer. Es más, mi mujer resultó abuela, por ser la madre de la mujer de mi padre. De modo que no sólo soy el marido de mi mujer; sino también su nieto, por ser hermanastro de un nieto suyo. Mi mujer es mi abuela, y como el marido de la abuela de cualquier persona es su abuelo, YO SOY MI ABUELO.




Había un tipo que era muy optimista, a todo le encontraba el lado bueno, un día un amigo le dice:
Que crees, ayer, llegó Juan a su casa, encontró a su mujer con un hombre, sacó la pistola, los mató a los dos y luego se suicidó.
Que bueno, contesta el primero.
¿Cómo que bueno? ¡Si es una tragedia!
Pues sí, pero si hubiera llegado un día antes, el muerto hubiera sido yo.






Más chistes de Matrimonios Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED