"; Los mejores chistes de Matrimonios

HUMOR

Matrimonios


El marido encuentra a su esposa haciendo el amor con el mendigo y éste le hace el reclamo, llamando la atención por haberle colocado a él la altura de lo más bajo de la sociedad.
Ella aduce tener una explicación:
- Este hombre me pidió el favor si podía dejarle bañar, darle de comer y regalarle un viejo traje que tú ya no usaras y cuando se iba me preguntó: ¿Sra. Usted, puede darme algo más que su esposo ya no use? Y entonces ¡me tocó!.




Una señora le pide a su esposo:
Amor, ¿Me compras una alfombra?
Y él contesta:
No y no, tú vuelas en escoba como tu madre.




Una amiga le contaba a otra:
Mi marido y yo somos inseparables.
La amiga le contesta:
¿A poco andan siempre juntos?
¡No, es que cuando nos peleamos se necesitan hasta 8 vecinos para poder separarnos!










Un hombre sale como loco al balcón de su casa, y le grita a su mujer que está en el parque hablando con las amigas:
- "¡Juana!! ¡¡Juana!¡He ganado la lotería!"
La mujer salta como loca de alegría, pasando entre todas las amigas, y corre a la casa, cruza la calle, y en eso aparece un camión a 120 km/hr y la atropella *
El marido abre los ojos hasta sacarlos casi de las órbitas, y dice: - "¡Cuando uno está con suerte, está con suerte."




Llega Juan a la cantina y le dice a su compadre:
Oiga compadre fíjese que ya no aguanto a mi mujer, no debí casarme con una luchadora profesional, y ahora me maltrata mucho, si llego un minuto tarde me hace la quebradora, si llego dos minutos tarde me plancha, y si llego tres minutos tarde me da media hora de patadas.
Entonces, el compadre, viendo la situación de Juan le dice:
Juanito, tengo la solución para ti.
¿En serio compadre?, le dice Juan.
Sí compadre, métase a clases de karate y verá que se acaban sus problemas. Gracias compadre, dice Juan, y se va a tomar sus clases de karate. Cinco meses después, Juan llega a su casa media hora tarde y se dice a sí mismo: Ahora si va aprender mi mujer a respetarme; toca la puerta con todas sus fuerzas, y cuando su mujer sale, Juan grita:
¡Iiiihhhhhhhhhhaaaaaaaa!, y la mujer contesta:
¿Ya qué?
¡Ya llegué querida!






Más chistes de Matrimonios Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED