HUMOR

Matrimonios


Dos caballeros que se movían muy deprisa en el interior de un Hipermercado con sus carritos de compras se chocan. Uno le dice al otro:
- Perdóneme Usted; es que busco a mi señora.
- ¡Que coincidencia, yo también!, Estoy ya desesperado.
- Bueno tal vez le pueda ayudar. ¿Cómo es su señora?
- Es alta, de pelo castaño claro, piernas bien torneadas, hermoso cuerpo, en fin muy bonita ... ¿y la suya?
- Con esa descripción olvídese de la mía, vamos a buscar la suya.



El marido moribundo le dice a su esposa:
Camelia, antes de morir dime si alguna vez me engañaste.
Esta, sorprendida por tal pregunta le contesta:
¡Ay no, y si no te mueres!




El marido a su mujer:
María, si te tocara la lotería de Navidad, ¿me dejarías de querer? No, pero te echaré mucho de menos.











Tres amigos están conversando en un bar sobre sus esposas. Uno dice: Anoche le dije a mi mujer que en la casa yo era quien mandaba. Ella no estuvo de acuerdo, así que nos sentamos a hablar, y decidimos tomar las decisiones entre los dos.
El segundo dice: Pues anoche le dije a mi mujer que en la casa yo era quien mandaba. Ella no estuvo de acuerdo, empezó a gritarme hasta que me cansé y le dije que hiciera lo que quisiera. El tercero se queda en silencio, hasta que los otros le preguntan: ¿Y tú no tienes problemas con tu mujer? Bueno, anoche le dije a mi mujer que en la casa yo era quien mandaba. Ella no estuvo de acuerdo, pero en media hora ya la tenía caminando a gatas por la casa. Los otros estaban asombrados: ¿Y entonces qué pasó?
Bueno... entonces ella gritó: ¡Sal de debajo de la cama y pelea como un hombre!




Un hombre va donde el doctor y le dice muy preocupado:
Doctor, mi esposa me tiene angustiado, yo creo que se está quedando sorda. Hombre, hagamos una cosa, usted se le va a poner a una distancia prudente y le va a hacer una pregunta, y se le va a acercar hasta que le responda, vamos a ver que tan grave es el problema.
Esa noche el marido se para detrás de ella y dice:
¿Amor qué hay de cenar?
Y nada...
¿Amor qué hay de cenar?
Después de preguntar 4 veces ella al fin responde:
¡Ay! ¡Es la cuarta vez que te digo que hay pollo!







Más chistes de Matrimonios Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED