"; Los mejores chistes de Niños

HUMOR

Niños


En una bodega llega un niño y le pregunta al bodeguero:
Señor, ¿Tiene café?
El señor le responde que sí.
El niño responde:
Entonces, deme un kilo de espaguetis.
Al otro día regresa el niño y pregunta:
¿Tiene azúcar?
El señor responde que sí.
Entonces, deme una lata de atún.
Y todos los días era el mismo cuento, venía el chico, preguntaba por una cosa y llevaba otra.
Hasta que un día el bodeguero se enojó y le dijo:
No le pienso vender más a usted ni a su familia, el niño va a su casa y le cuenta a su papá lo que el señor le dijo, y el papá todo preocupado se dirige a la bodega.
Señor, ¿Qué es lo que pasa?
Y el bodeguero le contó el caso, el papá dice:
Tiene usted toda la razón, ese hijo mío que no se compone, pero no se preocupe ahora mismo voy a la casa me quito el zapato y le doy con la correa.




Juanito era un niño terrible, malo, malo, malo. Su mamá le dice:
O te portas bien o te encierro en el cuarto de San Alejo que ahí vive el diablo.
Juanito no se portó bien, y su mamá lo encerró en el cuarto de San Alejo, al cabo de un tiempo la mamá oye tremendo ruido en el cuarto de San Alejo, golpes, vidrios rotos...
Abre la puerta del cuarto de San Alejo y sale el diablo llorando y le dice:
Señora, dígale a Juanito que me devuelva mi tenedor.




Había una vez un niño tan, pero tan chiquito, que se encontró una canica y dijo:
¡El mundo es mío!










En una clase mixta, llega la profesora y pregunta:
Juanito, ¿Qué quieres ser cuando grande?
¡Quiero ser doctor señorita!
Muy bien Juanito, ¿Y tú Alejandro?
¡Quiero ser fontanero!
Muy bien Alejandro!
¿Y tú clara?
Yo quiero ser mamá profesora.
¡Que fantástico, ¿Y tú Jaimito?
¡Yo, yo quiero ayudar a Clara a ser mamá!




Era un niño tan feo, tan feo, tan feo, que cuando mandó su foto por e-mail le detectaron los antivirus.






Más chistes de Niños Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED