HUMOR

Otros...


Ley de la mujer de tus sueños.
Siempre llega un mes después de casarse.
Ley del holgazán.
No dejes para mañana lo que puedes hacer pasado mañana.
Ley de los polvos.
Hay 2 tipos de polvos, el polvo oscuro que mancha los muebles claros, y el polvo claro que mancha los muebles oscuros.
Ley genética.
Si tus padres no tuvieron hijos, tú tampoco.
Ley de Flugg.
Cuando se necesita tocar madera es cuando nos damos cuenta que el mundo está compuesto de aluminio y vinilo.
Ley del estacionamiento.
Cuando vayas caminando habrá montones de huecos para dejar el coche. Cuando vayas en coche, no habrá ni uno.
Ley de Inercia.
Donde hay un QUIERO siempre hay un NO PUEDO.
Fenómenos telefónicos.
Si tienes lápiz no tienes papel.
Si tienes papel no tienes lápiz.
Si tienes las dos cosas, nadie te deja un mensaje.
Ley sobre componentes sofisticados.
El componente más caro, es siempre el que se rompe primero.




Doctor, doctor, deme algo para dejar de fumar. Tómese estas pastillas. A la semana se encuentra con un amigo y le dice: El doctor me dio estas pastillas para quitarme las ganas de fumar. Y el otro le pregunta: ¿Y sigues fumando? A lo que este le responde: Sí, pero sin ganas.




Un señor manda su ropa interior a la lavandería y pone una nota:
- Usar más jabón en los bóxer...
Cuando recoge su ropa encuentra una nota que decía:
- Usar más papel higienico...











-Señor lo está esperando el hombre invisible-
-Bueno, dígale que hoy no puedo verlo.-




Un chino llegó a Mexico pero no sabía hablar español, lo único que sabía decir era "chinito tota jamon" (traducido es "chinito torta de jamón"). Estando en Mexico, entró a un restaurant y dijo:
¡Chinito tota jamón!
El mesero inmediatamente fue por su torta de jamón, y así pasaron los días y el chinito ya estaba harto de las tortas de jamón, y un día se le ocurrió una brillante idea y dijo:
Ya sé, voy a escuchar lo que pida el del lado, y eso voy a pedir. La persona de lado pidió enchiladas, y el chinito dijo:
¡Ahh, enchilalas!
Al llegar, el mesero preguntó:
¿Qué desea?
Y el chinito contestó:
Chinito quele enchilalas.
El mesero dijo:
¿Verdes o rojas?
¡Chinito quele enchilalas!
Esto se repitió hasta que el mesero dijo en voz alta:
¡Verdes o rojas!
Y el chinito resignado dijo:
Chinito tota jamón.







Más chistes de Otros... Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED