HUMOR

Otros...


En una oficina:
¿Su nombre?
Pepepepedro Pepepérez.
¿Es usted tartamudo?
¡No, pero mi padre sí, y el del Registro un bruto!




Cuando piensas acerca de las diferencias entre el trabajo y la prisión, quizás la prisión no es tan mala.
EN PRISION: Tu pasas la mayor parte del tiempo en una celda de 8x10. EN EL TRABAJO: Tu pasas la mayoría de tu tiempo en un cubículo de 6x8.
EN PRISION: Tu tienes tres comidas al día.
EN EL TRABAJO: Tu tienes un descanso para 1 comida y tienes que pagar por ella.
EN PRISION: Tu obtienes menos días por buen comportamiento.
EN EL TRABAJO: Tu eres recompensado por buen comportamiento con mas trabajo.
EN PRISION: Un guardia cierra y abre las puertas por ti.
EN EL TRABAJO: Tu debes llevar alrededor una tarjeta de seguridad y cierras y abres todas las puertas tu mismo.
EN PRISION: Tu puedes mirar la TV y jugar juegos.
EN EL TRABAJO: Tu eres despedido por mirar TV y jugar juegos.
EN PRISION: Tu tienes tu propio baño.
EN EL TRABAJO: Tu tienes que compartir.
EN PRISION: Ellos permiten que tu familia y amigos te visiten.
EN EL TRABAJO: Tu no puedes incluso hablarle a tu familia y amigos.
EN PRISION: Todos los gastos son pagados por los que pagan impuestos sin que se requiera trabajar.
EN EL TRABAJO: Tu pagas todos los gastos para ir a trabajar y entonces ellos restan impuestos de tu salario para pagar por carceles para prisioneros.
EN PRISION: Hay guardias que son a menudo sádicos.
EN EL TRABAJO: Ellos son llamados supervisores.
EN PRISION: Tu tienes tiempo ilimitado para leer los chistes por e-mail EN EL TRABAJO: Tú eres despedido si te atrapan mirando chistes.




Doctor, doctor, deme algo para dejar de fumar. Tómese estas pastillas. A la semana se encuentra con un amigo y le dice: El doctor me dio estas pastillas para quitarme las ganas de fumar. Y el otro le pregunta: ¿Y sigues fumando? A lo que este le responde: Sí, pero sin ganas.











Estaba un japonés, un estadounidense y un mexicano en el edifico más grande del mundo.
El japonés le dice al resto:
Les propongo un reto, ustedes deberán ir a la sima de ese edificio y aventar su reloj desde el último piso, y venir corriendo abajo y agarrarlo con la mano.
Todos Aceptan. Primero va el japonés y lo avienta, baja corriendo, pero lo encuentra destruido.
Luego va el estadounidense lo avienta, baja corriendo pero, lo encuentra igual que el japonés.
Y el último va el mexicano lo avienta, baja caminando, cuando llega abajo no lo ve mira para arriba y se va a tomar una malteada, se va con sus amigos y se duerme; después de un rato vuelve y lo acacha con la mano. ¡Increíble!, dicen el japonés y el otro, y le preguntan:
¿Cómo le hiciste?
Y responde el mexicano:
Es que lo atrasé una hora.




Entran 2 estudiantes a la sala de clase y la profesora le dice a uno de ellos:
-Alumno, ¿por qué llega tarde?
-Es que estaba soñando que viajaba por todas partes, conocí tantos países, y me desperté un poco tarde.
-Y usted, alumno? dirigiéndose al otro.
-¡Yo fui al aeropuerto a recibirlo!







Más chistes de Otros... Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED