HUMOR

Suegras


Una vez a un señor se le muere la suegra y se acerca al periódico local para colocar un anuncio obituario y le dice al encargado:
Quiero avisar que mi suegra se murió.
Bueno señor, tenemos una promoción, usted publica un mínimo de 5 palabras y sólo le cobramos 1 peso por palabra.
Y el señor dice:
Yo sólo quiero poner: Domitila murió.
Pero señor, eso son sólo 2 palabras y tiene que ser como mínimo 5, vaya y de una vuelta y regrese con las otras palabras.
El señor se va y al cabo de un rato regresa y le dice que ya tiene las 5 palabras.
¿Sí? Dígamelas.
Murió Domitila.
Y el empleado le dice:
¿Y las otras 3?
Vendo Toyota Corolla.




Estaban dos amigos platicando sobre sus problemas diarios:
Quisiera que mi suegra fuese una estrella.
¿Para que fuera famosa?
¡No! Para que estuviera a un millón de años luz.




En cierta ciudad hay dos familias que quieren casar a las hijas; pero no hay chicos adecuados en el pueblo, así que deciden unirse para buscarlos por los pueblos de los alrededores. Finalmente encuentran dos excelentes partidos, y les invitan a que vayan a conocer el pueblo. Pero resulta que uno de ellos se arrepiente por el camino, y sólo uno de ellos llega al pueblo. Y es una joyita, así que las dos familias lo quieren. Total, que las dos familias empiezan a discutir de quien es el novio, y como la cosa no se aclara, deciden hablar con el juez más viejo de los alrededores. El juez decide lo siguiente:
Lo que haremos es muy simple, partiremos al chico por la mitad, y le daremos un trozo a cada familia para que no hayan discusiones.
Entonces, la madre de una de las novias dice:
No, por favor, pobre muchacho, como le van a hacer eso.
Pero la segunda madre dice:
¡Eso, eso, que lo partan, que lo descuarticen!
Entonces, el juez mira a la segunda madre y decide:
El chico se casa con su hija, ¡Usted es la verdadera suegra!











¿En qué se parece una suegra, a una mañana de niebla?
Que en cuanto se va, queda una tarde estupenda.




Se encuentran Pedro y Juan. Pedro le pide cigarrillos a Juan. Pedro le pregunta a Juan si quiere mucho a su suegra a lo que Juan responde que no, entonces Pedro pregunta: -¿Por qué entonces andas con una foto de ella pegada a la caja de cigarros?
Ahhhhhhhhhhh.....es que quiero dejar de fumar.-







Más chistes de Suegras Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED