HUMOR

Suegras


Una mujer cansada e indignada de escuchar discusiones entre su marido y su mamá, le dice al marido:
Por favor negro, hacéme un favor, andá a la casa de mi mamá y hablále bien, intenta acercarte, sólo Dios sabe cuánto tiempo más la tengamos con nosotros.
El marido le responde:
Está bien, gorda, lo voy a hacer, pero que conste que lo hago por vos. Llega a la casa de su suegra, golpea y ahí se encuentran, el hombre amablemente le dice: Hola suegrita, ¿cómo anda?, ya la estábamos
extrañando.
La suegra sorprendida lo mira y le dice:
Bien acá ando, intentando descansar.
Y el hombre pregunta:
Mire suegrita, ¿usted cree en la vida después de la muerte?
Sí, responde la suegra.
Bueno si usted se muriera, Dios no lo permita, ¿en qué animal le gustaría reencarnarse? Mmmmmmmmm, me gustaría en una víbora, le responde la suegra. Y el hombre dice:
¡Noooo! ¡Pero tiene que ser algo que nunca haya sido!




Una suegra que era bien metiche, pero metiche, metiche, se murió, y en su tumba le pusieron este mensaje: "Aquí descansa ella, y en la casa descansamos todos".




Se dice que esta era una suegra tan metiche, pero tan metiche, que cuando se murió, en su lápida decía:
"Aquí descanza Doña Chole, y en la casa descansamos todos".











Llega un tipo con un ataque de nervios a ver al psiquiatra y le dice: Doctor, llevo tres semanas de soñar que mi suegra viene a comerme cabalgando sobre un cocodrilo.
¿Sí?, contesta el psiquiatra.
Sí doctor, esos ojos amarillos, esa piel escamosa, esos dientes afilados. ¡Hombre, que terrible!, dice el psiquiatra.
Y el hombre contesta:
¡Y espere que le describa el cocodrilo!




¿Cómo se dice suegra en griego?
Estorbáss.







Más chistes de Suegras Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED