"; Los mejores chistes de Viejitos

HUMOR

Viejitos


Un día una viejita reportó al 911 que había un gorila en su árbol. De inmediato le mandaron a un agente para que resolviera la situación. Cuando llegó, la viejita se sorprendió al ver que este agente venía solo y nada más de equipo de rescate traía una red, un perro entrenado y una escopeta. La viejita no lo creía y pensó que era una broma y entonces le preguntó: Disculpe señor, ¿a poco piensa atrapar a ese gorila sólo con eso que trae? El agente le respondió:
Claro señora, es que tenemos un nuevo sistema de atrapado, es más, se lo voy a explicar; mire, este perro está entrenado para atacar, así que me voy a subir al árbol y voy a hacer mucho ruido para que el gorila se baje del árbol. Entonces, como el perro está entrenado lo va a atacar entonces, yo me bajo rápido y le lanzo la red, ¿qué le parece?
A la viejita le parece una buena idea y acepta. Entonces, el agente se prepara para actuar con cautela y le da a la viejita la escopeta, y la viejita desconcertada le dice:
¿Yo para qué quiero esto?
El agente responde:
Para que si el que baja primero soy yo, usted le dispara al perro.



Un doctor que había estado viendo a una viejecita de 75 años durante muchos años, se retiró.
Cuando la viejita vuelve a su control mensual, el nuevo doctor le pidió que trajera una lista de todas las medicinas que le habían recetado anteriormente. Cuando el joven doctor revisaba la lista, sus ojos casi se desorbitaron cuando vio que le habían recetado píldoras anticonceptivas. - Doña Carlota, ¿usted sabe que estas son píldoras anticonceptivas? - Sí Doctor, me ayudan a dormir por la noche.
- Doña Carlota, le aseguro que no hay absolutamente nada en estas píldoras que le ayuden a dormir.
Entonces la viejita se acercó al joven doctor, le dio una palmadita en su brazo y le dijo:
- Sí, mi querido doctor, eso ya lo sé; pero todas las mañanas disuelvo una en el jugo de naranja de mi nieta de 17 años y ni se imagina lo bien que duermo todas las noches!!!




Un viejito va al oculista, y le dan unos anteojos, y dice el viejito al oculista:
¿Está seguro que con estos anteojos voy a poder leer bien?
Y le dice el oculista:
¡Sí!
A lo que el viejito responde:
¡Que bueno, porque yo no sé leer!










Una anciana le pregunta a un chofer de micro:
¿Cómo se puede llegar más rápido al cementerio?
El chofer le responde:
Póngase debajo de la rueda.




Cuando mi abuela tenía 60 años, el médico le recomendó que caminara 3 kilómetros diarios... Ahora tiene 90, pero no sabemos dónde está.





Más chistes de Viejitos Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED