HUMOR

Animales


Este es el chiste de un perrito mentiroso que se encuentra perdido en medio de una jungla. El perrito mentiroso casi se murió del miedo cuando vio unos huesos en la tierra cerca de él. De repente a lo lejos aparece un león, el perrito se puso a pensar y dijo:
Ahora ya me llegó la hora, pero no me quedaré con los brazos cruzados, voy a pensar en algo.
Y el Perrito se acuesta panza arriba a la par de los huesos, y cuando el león se acerca, el perrito con voz ronca dice:
Ay, que rica la carne de león, con mucho gusto me comería a otro león, lástima que sólo había un león.
Al escuchar el león lo que el perrito dijo le entró un temor, y cuando vio al perrito salió corriendo como una bala alejándose del lugar lo antes posible, el perrito lo llamaba, pero el león no escuchó y siguió
corriendo. Después de haber corrido como 5 Km. el león se encuentra con un monito que conocía al perrito y el león le cuenta lo que había visto, el monito riéndose le dice al león:
Te tomaron como tonto, yo conozco a ese perrito, es un gran mentiroso, ven conmigo, te llevaré donde él y te darás cuenta que es un mentiroso. El monito se encarama en la espalda del león, y cuando se acercan al perrito, el perrito los ve y dice:
Monito, se quiere desquitar conmigo por la estafada que le di la vez pasada, pero voy a pensar en algo, no me voy a quedar con los brazos cruzados.
Cuando el monito y el león están frente del perrito, el perrito antes que hablara el monito le grita:
¡Monito inútil, te dije que me consiguieras dos leones para comerme, no uno!




La mayoría de la gente del mundo se pregunta, por qué el marrano o cerdo camina con la cabeza agachada.
¿Sabes por qué?
De la verguenza, porque sabe que su esposa es una puerca y que sus hijos son una parranda de cochinos.




En una ocasión caminaban por el desierto un forastero, su caballo y un perro. En cierto trayecto del camino el caballo no caminó más y exclamó: ¡Tengo mucha sed!
El forastero al oír al caballo hablar se asustó mucho, y corrió, corrió hasta quedar rendido de tan tremendo susto. El perro al ver a su amo, había hecho lo mismo; casi sin poder respirar el perro y el forastero, tendidos en la arena del desierto, el perro exclamó:
¡Vio que susto nos dio ese condenado caballo!











Están jugando al fútbol el equipo de los elefantes contra el equipo de los gusanos. A diez minutos del final van ganando los elefantes por 50-0. De repente anuncian un cambio por el equipo de los gusanos y sale el cienpiés.
Cuando quedan cinco minutos para el final el cienpiés mete un gol tras otro y al final del partido quedan 50-75. El capitán de los elefantes se le acerca al de los gusanos y le dice:
¡Qué portento de jugador! ¿Por qué no lo habías sacado antes?
Es que estaba terminando de atarse los zapatos.




Un día un conejito llega a una pastelería y le dice al pastelero: ¿Tiene pastel de zanahoria?
Y el pastelero le dice que no.
Pasan 7 días y regresa y le pregunta lo mismo y le contesta que no, así pasa un mes y un día el pastelero se acuerda y hace el pastel de
zanahoria.
y al día siguiente el conejito le pregunta que si tiene pastel de zanahoria
y el pastelero le responde que sí y el conejito le contesta:
¡Guakala!







Más chistes de Animales Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED