HUMOR

Niños


Eh, tío, he soñado que ganaba 200 millones como mi padre.
¿Tu padre gana 200 millones?
No, también lo sueña.




Estaba una niña pobre y una niña rica. La rica le dice a la niña pobre: Yo tengo una muñeca que dice mamá.
Y la niña pobre le responde:
Yo tengo un tarro que dice galletas.




Hay dos chicos uno se llama Nadie y el otro Tonto, nadie le pega a Tonto, Tonto va y le dice a un policía:
Nadie me ha pegado.
Y dice el policía:
¿Es usted tonto?
¿Cómo ha adivinado mi nombre?











Mientras jugaba con mi hija ésta me dijo:
Mami, te amo.
Y le contesté:
Y yo a ti, pero díselo a papi también.
Y la niña le dijo a su papá:
¡Papi, amo a mami!




Eran unos trillizos que habían nacido y ya acostaditos en su cuna el primero despierta, levanta su cobija y mira hacia abajo, despierta a su hermano que dormía a un lado de él y le dice:
Ps, ps, despierta, fíjate que yo soy un niño.
El bebito lo escucha y dice:
Déjame ver que soy yo.
Levanta la cobijita, mira abajo y le dice:
Uuauu yo soy una niña.
Los dos despiertan al tercero y le preguntan:
¿Tu qué eres?
El bebito levanta su cobija para mirarse y les contesta:
No sé que soy.
Pero cómo que no sabes, fíjate bien, levanta bien la cobija. Mira de nuevo y dice:
No lo sé, y llora por tener la gran duda.
¿Pues por qué no sabes?, preguntan los bebes.
Es que mis zapatitos son amarillos.







Más chistes de Niños Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED