HUMOR

Pepito


Pepito le dice a su mamá a la hora de la comida:
Mamá, mamá, tírame sopa en mi plato.
No se dice tírame se dice sírveme, dice la mamá.
Mamá, mamá tírame milanesa.
A lo que la mamá contesta:
No se dice tírame, se dice sírveme.
Al poco rato dice Pepito:
Mamá, mamá, tírame arroz.
A lo que la mamá le contesta lo mismo.
En la tarde llega Pepito alarmado y le dice a su mamá:
Mamá, mamá, ¡Mi hermanito se sirvió por la ventana!




Jaimito , dime cinco cosas que contengan leche
Cinco vacas, Señorita.




Llega Pepito con su papá y le dice:
Papi mis calificaciones.
Que un 6 Pepito, tanto que me esfuerzo trabajando para esto; esto se merece una golpiza.
No hay problema, yo le digo dónde vive la profesora.











Está la maestra en la escuela y le solicita a los alumnos llevar artículos para su botiquín de primeros auxilios. Al día siguiente llega Juanito con alcohol, y la maestra le dice:
Muy bien, Juanito, ¿Y para qué sirve el alcohol?
Juanito responde:
Pues para desinfectar heridas y hacer asepsia antes de las inyecciones. La maestra:
Muy bien.
Entonces, llega Lupita con un tanto de algodón, y la maestra pegunta: Lupita, ¿Para qué sirve el algodón?
Y Lupita responde:
Maestra, en esta presentación se hacen motitas y con el alcohol se desinfectan las heridas.
Muy bien, dice la maestra.
En eso llega Pepito con un tanque de oxigeno, y la maestra le pregunta: Pepito, ¿Un tanque de oxigeno? ¿Y para qué sirve?
Pepito responde:
La verdad, no sé pero cuando se lo quité a mi abuelita me dijo:
!No te lo llevessssssss!




La maestra en el salón de clases le dice a sus alumnos:
A ver niños, díganme qué parte de mi cuerpo les gusta más, y yo les voy a adivinar qué es lo que van a ser cuando sean grandes.
A ver Juanito, ¿qué te gusta más de mi cuerpo?
Su pelo, maestra.
La maestra le responde, entonces tú vas a ser peluquero cuando seas grande.
A ver Luisito, a ti, ¿qué te gusta más de mi cuerpo?
Sus ojos, maestra.
¡Ahh!, entonces tú vas a ser oculista Luisito.
A ver Diego, ¿y a ti?
A mí me gustan sus dientes, maestra.
Muy bien, entonces tú serás dentista cuando seas grande Diego.
A ver Pepito, ahora dime tú lo que más te gusta de mí.
Yo para qué le digo maestra, acabo de descubrir que quiero ser lechero.






Más chistes de Pepito Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED